Milo está triste y aburrido porque no sabe qué hacer. Nada le parece interesante ni tampoco se le ocurre ningún sitio al que le gustaría ir. Pero un día todo cambia cuando encuentra un regalo muy extraño en su habitación.
 
Este extraordinario regalo es la caseta mágica que lo conducirá al Reino de Sabiduría: un lugar insólito en el cual se venden letras en los mercados y los mineros desentierran números.
 
Desgraciadamente, este maravilloso reino sufre grandes problemas y Milo debe rescatar a las princesas Rima y Razón. Ellas son las únicas que pueden lograr que las ciudades de Diccionópolis y Digitópolis hagan las paces. Junto a sus compañeros Toc, un perro guardián que hace tictic, y el Embaucador, un insecto fanfarrón que lleva un abrigo, Milo emprende el viaje para rescatar a las princesas del Castillo en el Aire. ¡Poco se podía imaginar Milo al comenzar sus aventuras los extraños seres con que se enfrentaría en la temibles Montañas de Ignorancia!
 
La caseta mágica es una historia llena de humor, ironía y mucha fantasía; es un clásico contemporáneo para todas las edades.
“La primera vez que leí La caseta mágica tenia diez años. Aún tengo el informe que escribí. Comienza así: Es el mejor libro que he leído en mi vida …”
– Anna Quindlen, The New York Times

La caseta mágica es lo más cercano que tenemos a un moderno Alicia en el País de las Maravillas; como el clásico de Lewis Carroll, [La caseta mágica] enaltece el uso de la razón en momentos de desconcierto, y exalta la racionalidad, dejando al mismo tiempo que la imaginación vuele libremente”.
--The Guardian

“Esta inusual fantasía, aparte de ser muy entretenida, es de tan alta calidad que logra enriquecer las mentes de los jóvenes e impulsar a sus lectores a buscar placeres que no dependen de estímulos artificiales”.
--The Atlantic Monthly

“Lo que lo convierte en un gran libro, y seguramente lo que más les gusta a los niños, no son sus lecciones sobre el buen juicio y la importancia de la educación, sino su alegre reconocimiento de los deleites del desorde y del placer de la paradoja”.
--The Paris Review

“No importa si el lector es un niño prodigio o un estudiante reacio. Este libro se quedará con ellos más allá de la última página. . . . Definitivamente, un clásico”.
--Los Angeles Review of Books

“Seguro que te encantó el humor y la aventura cuando eras niño, pero vuelve a leer esta novela de adulto, y quedarás maravillado con su ingenio y complejidad, y con la forma en que entiende perfectamente como los niños perciben el paso del tiempo”.
--Entertainment Weekly

“Mientras estabas en aquel mundo, todo parecía cargado y nuevo, y cuando regresaste, el “mundo real” parecía más profundo, más rico y completamente comprensible, pero también, paradójicamente, más misterioso que nunca”.
--Michael Chabon, The New York Review of Books